El joven centenario (I)

El Preludio. Eh ahí, estándose está, aquel violín de sonido hipnótico que atrae ninfas, musas y sirenas. Atesorado está en algún repositorio, infante y remoto, de cierto niño viajero del tiempo. Curtido de tantos años, vierte suplicio pretérito una vez más, acordándose de sí, como si aquella hoja suya se hubiese caído, no más, poco […]

Leer completo