Apuntes sobre el surgimiento y el recorrido de Martín Lanza del bandolerismo a la épica, a la cárcel y a ‘la santidad’

A las seis de la mañana del día establecido Martín salió del panóptico con paso altivo diciendo: “¡La mañana está hermosa!”. Caminaba íntegro, pues había conseguido que los guardias que lo escoltaban no lo tomen de los brazos, afirmando que podía ir al cadalso con sus propios pies. Poco después, tras las ritualidades de rigor, […]

Leer completo