Hasta pronto, querido maestro

Si le avisara sobre su muerte y la ausencia que ahora nos deja, esto es lo que imagino que me diría el Adolfo Cárdenas, con la voz reposada y su típica expresión pensativa para luego de terminar de hablar soltar una sonrisa cómplice y regalarme una palmada de consuelo en el hombro: “No estés triste, […]

Leer completo