Nacer en Uyuni

Es una promesa de eternidad. Bajo esa promesa, mi padre no quiso que naciera en otro lugar. Él sigue estando convencido de que ahí nacen buenas gentes, de honestidad eterna. Me dijo una vez, cuando le reclamé el no haber nacido en Cochabamba, que el uyunense puede ser igual de ambicioso que el cochabambino, la […]

Leer completo