‘Dr. Strange: En el multiverso de la locura’, irregular, pero divertida

El director es idóneo en varios sentidos. No sólo definió la fórmula que el cine de superhéroes aplica al día de hoy con Spider-Man (2002) y sus secuelas, sino que creó clásicos de culto como Diabólico (The Evil Dead, 1981) y El hombre sin rostro (Darkman, 1990), hibridando el horror y la comedia sin derramar […]

Leer completo