La trastada anunciada

Yo estaba feliz de la vida al llegar a mi casa, cuando me encuentro con una bolsa llena de papeles… Al final casi me vuelvo loco. No podía definirme más que como a un estúpido e ingenuo. Era en la mañana, tipo 12. Me encauzaba hacia la casa de las tías. Por la vejez, están […]