Y el templo reabrió sus puertas

Carlos Boyero/El País La iniciativa de volver a pisar el templo, o sea, el cine, no surge de mi deseo, sino que me lo sugieren en mi muy agradecido trabajo, consistente en que te paguen por escribir y hablar de lo que más me ha gustado en la vida. No supone una prioridad del feligrés […]