¿Quién llegó primero? ¿El tren o la armónica?

Cuando tuve el privilegio de conocer la armónica tenía entre diez y once años, y comencé  a tocarla de forma empírica escuchando la canción “Oh Susana”, de Stephen Foster (mi propia versión). Añoraba sacarle esos sonidos de blues que se escuchaba en las películas. Especialmente una, que estaba de moda en esa época y que […]

Leer completo