2011N15510

El reconocido compositor boliviano Agustín Fernández fue condenado a 23 años de cárcel por 13 delitos de violación y agresión sexual, entre los que se incluye incitar a una menor de 13 años a tener relaciones sexuales. El músico cochabambino de 62 años, que ha trabajado en Gran Bretaña desde 1984, fue sentenciado, en ausencia, por un jurado de la Corte de la Corona de Newcastle, según dio a conocer en una nota el diario Daily Mail, el segundo periódico más leído del Reino Unido, y que fue replicada por otros medios ingleses.

En la información publicada en su portal el 20 de marzo del presente año, da a conocer que Fernández fue declarado culpable por cinco delitos de violación y seis de agresión sexual. El lunes 16 de marzo, un juez le ordenó firmar el Registro de Delincuentes Sexuales de por vida, y fue sentenciado a 23 años de prisión con una licencia extendida de un año.

Las composiciones de Fernández se han presentado en todo el mundo, incluido el Lincoln Center en Nueva York y el Festival de Música Latinoamericana en Caracas. También ha colaborado con el London International Opera Festival, el Royal Venture’s Garden Venture y la Royal Northern Sinfonia. En una publicación en línea, Fernández escribió: “Si no fuéramos personas bien educadas que se respeten entre sí y si las recriminaciones volaran por el éter, me pregunto qué recriminación la institución encontraría para tirar en mi camino. Hay muchas maneras en que podría haber imaginado que mi tiempo en la Universidad de Newcastle llegaría a su fin, pero no de la forma en que sucedió”.

La policía de Northumbria cree que actualmente se encuentra fuera del país. Un portavoz agregó: “El lunes 16 de marzo, el acusado fue declarado culpable de una serie de delitos sexuales en su ausencia en la Corte de la Corona de Newcastle. Se están realizando investigaciones para localizarlo”.

Una estudiante recientemente graduada de música, a quien Fernández enseñó, le dijo a The Newcastle Tab: “Siempre tuvo un rostro amigable en todo el departamento [de música], y escuchar esto es impactante. Realmente arroja una sombra sobre muchas cosas. Me alegro de que se haya encontrado justicia para las víctimas, y espero que lo atrapen pronto y se cumpla su condena. Espero que esto no afecte al departamento de música ni a su reputación “.

El músico ya no figura en la página del personal académico de la Universidad de Newcastle. Los abusos cometidos por Fernández y la noticia de su sentencia fue difundida e incluida dentro del hashtag #BrokenAcademia, que hace referencia a conductas ilícitas y abusos cometidos por personas en centros educativos de nivel superior.

Autores: Tom Wellesley; Kieran Murray; Jack Wright