Alexiévich pide a la comunidad internacional que defienda a los periodistas

La Nobel de Literatura bielorrusa, Svetlana Alexiévich, pidió  a la comunidad internacional que defienda a la prensa y a los periodistas de la persecución a la que están sometidos en Bielorrusia, en un llamamiento publicado por la Asociación de Periodistas de Bielorrusia.
El documento, que lleva también las firmas del presidente de la Asociación de Periodistas (APB), Andréi Bastunets, y del secretario general de Reporteros Sin Fronteras (RSF), Christophe Deloire, insta a la Asamblea General de la ONU a enviar una misión de observadores a Bielorrusia “a fin de constatar los abusos a los que son sometidos los periodistas”.
“Después del reciente movimiento hacia la libertad, las autoridades han aumentado la crueldad con que se ejerce esta presión (sobre la prensa). Redadas masivas, persecución, torturas. En la última semana casi 70 periodistas se convirtieron en dianas para las autoridades”, señala el llamamiento.
Alexiévich, Bastunets y Deloire solicitaron a la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) que incluya la libertad de prensa como prioridad en su propuesta de mediación en la crisis bielorrusa.
Los firmantes del documento se dirigieron también a la postsoviética Comunidad de Estados Independientes (CEI) para que condicione al fin de la violencia contra la prensa la presidencia pro tempore de Bielorrusia de la agrupación en 2021.
“Por último, llamamos a todos los países que tienen una buena actitud hacia Bielorrusia y su pueblo que reciban a los periodistas que actualmente no pueden trabajar en su patria”, concluye el texto.
Alexiévich es la única de los siete integrantes del presídium del opositor Consejo Coordinador para el traspaso político del poder que se encuentra en libertad en el territorio de Bielorrusia.Todos los demás o se encuentran en prisión o han sido expulsados del país u obligados a exiliarse bajo amenazas.
Desde hace un mes, Bielorrusia es escenario de una ola de manifestaciones contra el presidente del país, Alexandr Lukashenko, al que la oposición acusa de falsificar los resultados de las elecciones del 9 de agosto pasado, en la que según los datos oficiales fue reelegido con el 80,1 %.
Las protestas, sin precedentes en la historia del país, que estallaron nada más anunciarse los primeros resultados electorales, continúan hasta hoy con un balance de seis muertos según la oposición, centenares de heridos y unos 8.000 detenidos, entre ellos decenas de periodistas.

Moscú/EFE